DESCUBRE LAS ZONAS EROGENAS DE TU SEXO PARTE I

Home / 4_Placer y Zonas Erógenas / DESCUBRE LAS ZONAS EROGENAS DE TU SEXO PARTE I

Las zonas erógenas de la vaginaSabemos de algunos puntos erógenos de nuestro sexo, que tienen una merecida fama, como el punto G o nuestro clítoris, pero existen múltiples posibilidades de gozar con nuestra vagina y algunos puntos o zonas no tan publicitadas… ¿Te animas a descubrirlas?

 

Monte de Venus

MONTE DE VENUS:  Empezando por la parte más externa, tenemos el monte de Venus, el cual dispone de terminaciones nerviosas y está recubriendo el clítoris, con lo que la presión y las caricias en esta zona pueden resultar muy placenteras.

 

LABIOS MAYORES O EXTERNOS:

Su función es básicamente protectora, pero suelen responder también al tacto y a la presión. Se hinchan cuando nos excitamos.

Labios menoresLABIOS MENORES: Su estimulación puede llevar a algunas mujeres al orgasmo, ya que recubren el clítoris y están dotados de numerosas terminaciones nerviosas. Son muy sensibles y cuando nos excitamos cambian de color, aumentan de tamaño (hasta 2 o 3 veces) y se separan para descubrir la abertura vaginal.

Clítoris

CLÍTORIS: Nuestro órgano sexual por excelencia. Es un órgano que solo existe para gozar. ¡Saquémosle partido entonces!
Lo que generalmente llamamos clítoris es solo la punta del iceberg. La parte externa que se ve, pero en realidad nuestro clítoris es mucho más grande!
En el interior y recubierto por los labios menores, el clítoris se bifurca en forma de V con dos extremidades o raíces que pueden alcanzar hasta 9 cm de longitud.  También se extienden junto con estas raíces, dos bulbos de tejido eréctil a cada lado de la vagina y envuelven la uretra.

Clítoris

El clítoris está formado de tejido eréctil, semejante a una esponja. Se hincha de sangre cuando nos excitamos, por eso se agranda y se tensa, es decir, entra en erección.

Se calcula que solo el glande de nuestro clítoris concentra 8.000 terminaciones nerviosas, muchas más que nuestras yemas de los dedos, de la lengua, y ¡el doble que la cabeza del pene!

Si jugamos a estimular nuestro clítoris a través de la presión o la vibración en nuestros labios menores descubriremos muchas posibilidades de gozar, e incluso de llegar al orgasmo.

Después de alcanzar el clímax, el clítoris (en realidad todo el aparato genital femenino) necesita unos 10 minutos para volver a recobrar su volumen normal, es por ese motivo que algunas mujeres podemos tener más de un orgasmo por sesión. ¡Prueba a seguir estimulándote después de tener un orgasmo mediante la presión, la vibración, el roce…como más placer te dé! Tenemos esa gran capacidad!!

Información extraída del libro “Tu sexo es tuyo” de Sylvia de Béjar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *