Colección 50 Sombras de Grey Parte II Bolas Chinas

Home / 5_La Triología de 50 Sombras de Grey / Colección 50 Sombras de Grey Parte II Bolas Chinas

Colección 50 Sombras de Grey Parte II (Bolas Chinas)

Hola!! Como ya sabéis la semana pasada empezamos con una serie de entradas cobre los juguetes inspirados en la trilogía 50 sombras de Grey.

En la entrada anterior os hablábamos de la fusta y las muñequeras, hoy os traemos una segunda entrega, en esta ocasión os hablaremos del siguiente juguete que aparece en la trilogía, se trata de las bolas chinas.

Lo primero, para los que aun no hayan leido la trilogía y esten interesado, podeis encontrarla en la sección de libros de nuestra tienda erótica online. Teneis los libros sueltos, y el pack con la trilogía .

Antes de hablaros de ellas, vamos a recordar cómo aparecían en el libro ¿os parece?

»Me mira fijamente a los ojos—. ¿Confías en mí? —me pregunta en voz baja.
Asiento con la cabeza. Me tiende la mano y en la palma lleva dos bolas de plata redondas y brillantes.
—Te las voy a meter y luego te voy a dar unos azotes, no como castigo, sino para darte placer y dármelo yo.

Abre la boca.

Con mucho cuidado, me mete las bolas en la boca.

—Necesitan lubricación. Chúpalas —me ordena con voz dulce.
Las bolas están frías, son lisas y pesan muchísimo, y tienen un sabor metálico. Mi boca seca se llena de saliva cuando explora los objetos extraños. Los ojos de Christian no se apartan de los míos. Dios mío, me estoy excitando. Me estremezco.

Me las saca de la boca. Se acerca a la cama, retira el edredón y se sienta al borde.
—Ven aquí.
Me sitúo delante de él.
—Date la vuelta, inclínate hacia delante y agárrate los tobillos.

—Obedezco.

… Cierro los ojos con fuerza cuando me aparta con delicadeza las bragas y me pasea un dedo despacio por el sexo. Mi cuerpo se prepara con una mezcla embriagadora de gran impaciencia y excitación…. Me mete un dedo y lo mueve en círculos con deliciosa lentitud. Oh, qué gusto. Gimo.

Retira el dedo y muy despacio inserta los objetos, primero una bola, luego la otra. Madre mía. Están a la temperatura del cuerpo, calentadas por nuestras bocas. Es una curiosa sensación: una vez que están dentro, no me las siento, aunque sé que están ahí.

—Ponte derecha —me ordena y me enderezo.
¡Huy! Ahora sí que las siento… 

…Las bolas tiran hacia abajo y, sin querer, mi vientre se contrae alrededor de ellas. La sensación me sobresalta, pero no en el mal sentido de la palabra.

—Ven. Ponte a mi lado. Como la otra vez.
Me acerco a él, la sangre me zumba por todo el cuerpo, y esta vez… estoy caliente. Excitada.

—Pídemelo —me dice en voz baja.

Frunzo el ceño. ¿Que le pida el qué?

—Pídemelo —repite, algo más duro.

¿El qué? ¿Un poco de agua? ¿Qué quiere?

—Pídemelo, Anastasia. No te lo voy a repetir más.

—Azótame, por favor… señor —susurro.

 Alarga el brazo, me agarra la mano izquierda y, tirando de mí, me arrastra a sus rodillas. Me dejo caer sobre su regazo, y me sujeta. Tira suavemente del pelo y echo la cabeza hacia atrás.
—Quiero verte la cara mientras te doy los azotes, Anastasia —murmura sin dejar de frotarme suavemente el trasero.

Desliza la mano entre mis nalgas y me aprieta el sexo, y la sensación global es… Gimo. Oh, la sensación es exquisita.

—Esta vez es para darnos placer, Anastasia, a ti y a mí —susurra.

Levanta la mano y la baja con una sonora palmada en la confluencia de los muslos, el trasero y el sexo. Las bolas se impulsan hacia delante, dentro de mí, y me pierdo en un mar de sensaciones: el dolor del trasero, la plenitud de las bolas en mi interior y el hecho de que me esté sujetando.

Me azota un par de veces más, luego tira y me  saca las bolas de un tirón. Casi alcanzo el clímax; la sensación que me produce no es de este mundo…»

Seguro que recordáis esta escena, es una de las mas populares de la trilogía y que ha hecho dispararse la venta de bolas chinas.

Os presentamos la recreación de las bolas que utilizan Christian y Anastasia creadas por Fetish.

 

Ben Waa

 

Éstas son las Ben Wa creadas por Fetish de la colección inspirada en 50 Sombras de Grey.

Son dos bolas metálicas pequeñas, de 1,8 cm de diámetro con bastante peso.

Al ser pequeñas y pesar bastante permite que se muevan dentro del cuerpo mientras caminas y te mueves, chocando entre ellas. Os encantará la sensación que produce.

Podéis encontrarlas en nuestra tienda erótica online haciendo click aquí.

Os recomendamos también que os paseis por la sección »bolas chinas» de nuestra tienda erótica online, para verlas todas y que podais elegir las que más os gusten.

Las bolas chinas ademas de, como en este caso, para el placer, se utilizan para fortalecer los músculos vaginales,  ¿quereis saber más sobre bolas chinas y ejercicios Kegel? En la categoría »Bolas chinas» de nuestro blog, podeis encontrar más entradas en las que os contamos todo lo que teneis que saber al respecto!

http://www.dulcedelechestudio.com/studio/category/bolas-chinas

Esperamos que os haya gustado la entrada!

Y vosotras, ¿las habeis probado? Contádnoslo en comentarios!

Si no queréis perderos el resto de las entradas, seguidnos en nuestra página de Facebook! Publicaremos allí todas las novedades.

https://www.facebook.com/dulcedelechestudio

Hasta el lunes!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



6 comentarios en “Colección 50 Sombras de Grey Parte II Bolas Chinas

  1. Ola e leido que.las bolas producen hongos y picores..que hay de cierto en.eso?? Son de metal antialergico?? Esq yo.tengo alergia.al metal…espero respuesta..gracias

    1. Hola Cristina!
      Pues la verdad es que nosotros no hemos tenido noticias de que den hongos y picores, por lo menos estas o las que son de materiales de calidad… Que sean de metal y de materiales no porosos, para que ninguna bacteria pueda quedarse nunca dentro de ningún poro e infectarte al volverlas a usar…
      Conocemos varias chicas que han probado estas y ninguna ha tenido problemas.
      Es cierto que también hay bolas chinas metalicas de calidad inferior, con acabado metálico, y que pueden causar problemas, por esto es recomendable comprarlas siempre de un fabricante conocido, o usarlas dentro de un preservativo…
      Si tu eres alérgica al metal, entonces te recomendamos las bolas chinas de silicona, pues es un material antialérgico y no poroso. Puedes verlas en este enlace: http://www.dulcedelechestudio.com/250-bolas-chinas
      Gracias por escribirnos y esperamos haberte ayudado!
      Hasta la próxima 🙂

  2. Genial este artículo! gracias… La verdad es que no he leído el libro pero mi chica si y mientras se leía la trilogía tenía mas ganas de sexo y yo encantado… jijiji
    Compramos estas bolas y jugamos con ellas, la verdad es que fue muy excitante, yo las cogí y estaban bien frias, eran como unas canicas pero metalicas, y se las puse directamente sobre la vagina, ella se sobresalto al sentir el metal helado sobre su vulva caliente…se estremeció, gimió, pero no quería que las apartara de su piel.. la acariciaba con mis dedos y las bolas entre sus labios (de abajo) y mi mano… jugaba a que no se cayeran pero poco a poco fue inevitable que bajaran hasta la entrada de su sexo y allí dando círculos y humedeciéndose las dos bolas acabaron entrando en la cueva de mis deseos… luego le pedí que se levantara y andase para mi…, para observar la belleza de sus curvas, «dáte un paseíto nena, que te vea, que sabes cuanto me gustas», me hubiera gustado verla hacerlo con tacones, pero como no los tenía puestos, se puso de puntillas y se contoneaban sus caderas, izquierda, derecha… ufff.., cómo me pone…, ella me decía que pesaban y que tenía que hacer fuerza para que no se caieran las bolas, sonreía, se sonrojaba, me excitaba verla haciendo todo eso a la vez… y se cayó una bola…, nuestra sorpresa fue al cogerla que estaba ardiendo… que excitante… la cogí del suelo, la limpié introduciéndola en mi boca, bebiendo su flujo que tanto me excita, y se la volví a introducir en la vagina.. esta vez con mi boca, y siguieron mis dedos, masturbándola, con las bolas dentro, jugando a llevarlas de un lado para otro… mientras chupaba su clítoris, que cada vez se me asomaba mas, como diciéndome, cómeme… buah! de recordarlo siento como algo está creciendo…. jijiji
    Bueno, esta fue mi experiencia, espero que os inspire si no habéis probado de jugar aún con estas bolas, el resto de la historia ya no os lo cuento, que cada uno le ponga el final que prefiera!
    Sigue así Yasmin Dulce, nos encantan tus artículos!

    1. Hola David! La reacción que comentas de tu chica al leer el libro es bastante habitual, algo común que comentan muchas lectoras es que leer la trilogía despertó su deseo sexual y sus ganas de probar nuevos juegos y sensaciones.

      Por lo que veo vuestra experiencia con las bolas fue estupenda! Me alegro que os gustaran. Muchas gracias por tomarte la molestia de comentar y sobre todo por contarnos vuestra esperiencia con detalle, seguro que sirve de inspiración a muchos seguidores/as que tengan ganas de probarlas y no sepan muy bien por dónde empezar.

      No te pierdas nuestros próximos artículos, seguro que te damos nuevas ideas y te descubrimos mas »secretos» sobre la trilogía con los que sorprender a tu chica. 😉

      Gracias por leer!!